Suscribete a Mucha Mecha

Versión Movil
Mucha Mecha Costa Rica

"La Apoteosis De Un Bloguero"

Es muy común ver a los envidiosos, hablar en contra de las personas exitosas. Estos seres son capaces de hablar durante mucho tiempo, de lo pedante, inmeresedor y demás adjetivos que le colocan a quien tiene éxito. Derrochan todo su tiempo en criticar y buscar errores, movidos por una envidia enferma que les carcome el corazón y les nubla la razón. Pero tal y como dijo Cervantes “Cuando los perros ladran es señal de que cabalgamos”. Quien llega al éxito, siempre tendrá de enemigo al inepto, al conformista. A los que olvidaron por completo que en esta vida o tomamos el riesgo o nos sentamos a ver a quienes se arriesgaron y triunfaron. Innovar y esforzarse son palabras desconocidas para estos criticones.

Cuando conocí lo que era un blog, no tenía ni idea de que hacer. Luego con las naufragadas en internet, conocí el blog de H3dicho, blog que me parecía VULGAR e INDECENTE, por el vocabulario con el que se expresa. Me parecía un PEDANTE, pues nunca puedo olvidar “mi blog, mis reglas” y quienes fueran contra eso, chocaban contra una pared solo igual de alta que el orgullo de este bloguero. Sin embargo, con eso también conocí a alguien que aunque NO COMPARTE ni un gramo de interés con migo, en lo que respecta a temas de blog. Me ayudo y gracias a sus sugerencias inicie la travesía bloguera. Travesía que me ha redituado mucho.

El Sr H3dicho, en su afán de innovar, creo maneras de publicidad para los blogs que eran toda una innovación, como las Blog wars por ejemplo. Debido a su desvosalada manera de hablar y al boom del TLC con USA, su popularidad creció como la marea, arrasando con los demás blogs y siendo por mucho el blog más visitado de TODO COSTA RICA. Sus seguidillas de éxitos le dieron fama. Y cuando creí que no podía impresionar más, pues creo TICO BLOGUER, una comunidad donde podrían identificarse fácilmente los blogs ticos, ya que tico blogs había fallado en ese campo.

Cuando empecé, éramos 139 blogs, ahora somos más de 400 (según blogalaxia). La popularidad del Sr H3dicho siguió creciendo, pero su humildad no. Firme en su estilo poco ortodoxo y vulgar, siguió posteando y ganando adeptos. Pero inconscientemente, también ganando enemigos. Con el cierre del tema del TLC, el blog del señor H3dicho, se quedo sin combustible, así que una vez más recurrió al populismo para salir adelante. Líder de una comunidad bloguera, no debía preocuparse por mejorar, pues el ego se encuentra firme y el blog también.

Luego de varios post mediocres, que parecían no ser escritos por él, llego otra gran idea, la que para mí ha sido la mejor después de las blog wars. La idea de una antorcha ticobloguer, donde se daría popularidad a blogs no tan conocidos. Esa idea del millón de colones se salía de lo ideal, ERA SUBLIME. Pero, sin querer, esa idea serviría para desenmascara la verdad.

El resentimiento que la población bloguera sentía hacia el Sr H3dicho, encontró su escape en esta actividad, donde ese personaje, se dio cuenta de la realidad. Seria ESTUPIDO pensar, que por el solo hecho de haber negociado la paz, todo queda olvidado. La frágil capa de la hipocresía se quebró, se vio quien era quien. En la novela que se formo se perjudico el fin de los blogs. Fue cómico, risible, como personas cegadas por la ambición del éxito, se ufanaron en destruir algo que a mi criterio era noble y bien encausado.

Las razones van y vienen, pero son un sinsentido, cada quien cree tener la razón, siempre a de haber un vencido y un vencedor.

Al igual que la marea, la fuerza con la que alguna vez vi crecer el blog del señor H3dicho, hoy se retrae, se invagina, se desvirtúa. Más eso no significa que desaparezca, es como el mar, esta calmado, más su furia y regreso puede ser colosal.

Una vez un padre le regalo una tabla a su hijo y un kilo de clavos, le dijo “hijo, clava un clavo por cada mala acción” al poco tiempo el hijo tenía llena la tabla, el padre entonces dijo “hijo quita un clavo por cada buena acción que hagas” y al poco tiempo no había un solo clavo. “¿Qué aprendiste hijo?” pregunto el padre, a lo cual el hijo no pudo responder. El padre señalo la tabla y le mostro al hijo las marcas de los clavos y le explico, que aunque había hecho buenas acciones, la marca de lo malo no desaparecería. Así pues, la marca del daño hecho a la comunidad bloguera por parte de todos los involucrados en esa faena, será imborrable. La marca del ÉXITO del señor H3dicho igual. No se puede tapar el sol con un dedo.

Hoy, mucho esperan la caída de este bloguero, esperan poder danzar sobre su tumba y ya desaparecido recriminarle lo que no se atreven a hacer ahora. Más solo me resta decir

“Honor a quien honor merece”

Autor : Edward C.G ~ Gracias por tomar el tiempo de leer este Weblog

Artículo "La Apoteosis De Un Bloguero" Publicado Por Edward C.G el día 14/6/08. Espero este artículo fuese de su agrado y me de el honor de leer su opinión mediante sus comentarios 1comentarios: al Post "La Apoteosis De Un Bloguero"
 

1 comentarios:

H3dicho dijo... | 21 de junio de 2008, 12:47

Muchas Gracias por tener un tan alto concepto de mi blog.

Pero el Carepicha Blog realmente más bien lo que ha pasado es por un proceso de evolucion.

Ahora , los relatos y opinión tienen una importancia muy grande, y cada ves existen más lectores. y al contrario de lo que se expresa en este post, más bien en estos momentos es cuando más esta creciendo la cantidad de lectores..

Pura Vida compa