Suscribete a Mucha Mecha

Versión Movil
Mucha Mecha Costa Rica

Aquellos que dicen que algo no se puede hacer no deberían interrumpir a los que lo están haciendo

“Es una orden”. Cuantas veces escuchamos esa frase. A mí me toco escucharla la semana pasada mientras esperaba me sirvieran mis alimentos en Antojitos Paseo De Las Flores. Soy cliente frecuente de ese lugar y como los que me conocen saben, también soy muy comelón. Así que mientras esperaba, me comí la mini “cortesía” que le sirven a uno en ese restauran. Como el hambre era mucha y el tiempo se alargaba más de lo debido. Se me ocurrió pedirle al mesero que me obsequiara otra, a lo cual me respondió que no, porque era una orden, que solo la primera era cortesía y si me traía otra la debía pagar. Eso me molesto mucho, primero porque el hambre me atacaba fuertemente y además de pensar en la simpleza de mi petición y la respuesta del mesero. ¿Era tan difícil de cumplir lo que se le pidió? Creo que no. Sin embargo lo excuso, porque como patrón, a uno le gusta que sus empleados cumplan las órdenes que uno da. Pero no siempre cumplir órdenes es acertado (lo sé por propia experiencia) Me moleste mucho y mientras estaba esperando, iba procesando un post en el cual quejarme de la actitud que tienen algunos empleados de ser como los caballos de carrera, que solo ven hacia adelante, nunca hacia otro lado. Meditaba sobre la mezquindad de un lugar que recoge tanto dinero como recaudador de impuestos, contra sus clientes. Al finalizar mi cena. Me retire al cine, pues el hígado del que ya no me queda mucho, se encontraba a todo vapor. La única película disponible era Wall E, así que haciendo la eterna fila seguía pensando en mi venganza en contra de ese lugar o en un caso más pequeño contra el mesero tatuado. Pensaba que no debía estar molesto, porque si a uno le pagan por hacer algo, eso es lo que hace, el problema es que yo nunca he sido así, en donde he trabajado he sido libre, haciendo lo que yo quiero y como yo quiero. Sera por eso que decidí ser mi propio jefe, para no soportar a nadie. Así que mi pregunta es ¿Cuál es la diferencia entre Cucho el empleado a cualquier otro empleado? ¿Seré un rebelde incorregible o los empleados en general seres sin voluntad? ¿No sirvo para seguir órdenes o hay órdenes que no hay que seguir? ¿Un empleado que no piensa es un buen empleado o el que piensa no lo es?. Estando ya en la sala del cine mi mente se aparto del pensamiento del mal, para concentrarse en la película. Que curiosamente trataba sobre un trabajador robótico. Que si bien efectuaba su orden tal como se le mandaba, tenía sus desvíos al cumplir con ella. Eso me llamo mucho la atención, pues ese es mi concepto de trabajo, trabajar no ha de ser una carga, sino un medio para conseguir un algo, no ha de ser tedioso y monótono, sino todo lo contrario. En el transcurso de la película, aparece otro robot. Que al igual que el primero tiene una directriz que cumplir. Su manera es más estricta, directa a lo que se le ordeno. Con el paso de la película este post iba naciendo, pues se reflejaba lo que en ese momento acosaba mi mente. Me convencí de lo providencial que fue ir al cine, en el momento en que el recolector de basura llega a la nave espacial y un equipo de limpieza lo acosa pues parecía que el chaparrito no se había lavado desde que lo construyeron. Aparece allí un tercer caso de empleado. Es el empleado que se guía por la línea que le traza su jefe, pero el deseo de cumplir con su deber lo hace salirse de ella, aunque esto implique violar las ordenes de quien le manda, curiosamente para cumplir sus órdenes. Mi conclusión es…

Aquellos que dicen que algo no se puede hacer no deberían interrumpir a los que lo están haciendo”.


Autor : Edward C.G ~ Gracias por tomar el tiempo de leer este Weblog

Artículo Aquellos que dicen que algo no se puede hacer no deberían interrumpir a los que lo están haciendo Publicado Por Edward C.G el día 28/7/08. Espero este artículo fuese de su agrado y me de el honor de leer su opinión mediante sus comentarios 1comentarios: al Post Aquellos que dicen que algo no se puede hacer no deberían interrumpir a los que lo están haciendo
 

1 comentarios:

Kiba dijo... | 28 de julio de 2008, 10:25

Don Cucho no veo el motivo para enojarse contra el empleado ya que el solo está haciendo la labor por la que le están pagando. Es posible que si lo hubieran descubierto regalando producto se convirtiera en merecedor a una sanción por parte de su empleado, en el peor de los casos un despido. Probablemente el mesero necesite del dinero que gana, no creo que trabaje de mesero por diversión. Si el mesero responde con mala actitud entonces sí es motivo de molestia.
Ahora bien,el restaurante puede tener las politicas que quiera. Es desición de uno consumir o no en el.