Suscribete a Mucha Mecha

Versión Movil
Mucha Mecha Costa Rica

Carta al periodista Greivin Moya, Telenoticias, Canal 7

Por César Brenes Quirós

Buenas Sr. Moya:

Espero se encuentre bien. Mi nombre es César Brenes Quirós, joven periodista que apenas inicia la carrera y además, orgulloso hijo de José Jacinto Brenes Molina, persona involucrada en el escándalo del Tecnológico que usted y su medio difundieron olvidándose de la ética básica que no solo enseña la universidad, sino la vida en general.
Le escribo porque desde el primer reportaje que observé, el jueves antepasado, sentí un profundo dolor y vergüenza por lo bajo que ha caído el periodismo nacional. Antes de conocer que se harían comentarios sobre mi padre, califiqué de primera entrada sus investigaciones como un juicio público en donde usted se encargó de dar el veredicto sin aplicar la tan discutida ética periodística. En ese momento me pregunté, ¿vale la pena entonces estudiar periodismo, soñar con cambiar al mundo, hacer buenos trabajos periodísticos de denuncia para al final caer ante la tentación que presenta el amarillismo y el rating?
Mi respuesta fue contundente. Me dije que no vale la pena si al final uno deja todo y sucumbe ante tan deningrante opción. Yo sé que ni a usted ni a Teletica le interesa lo que alguien como yo pueda decir al respecto, de hecho, ni siquiera les interesa lo que tienen que decir los involucrados, porque por lo menos a mi papá NADIE lo contactó en ningún momento para que diera explicación alguna. Me pregunto ¿dónde se habrá escondido allá en Telenoticias aquella norma básica de la verificación de los hechos?.
Yo sé que a usted posiblemente no le importe pero espero que a su conciencia sí, para que en un futuro evite cometer los mismos errores.
A pesar de ello, no pude contener las ganas de expresar mi sentimiento como periodista y como hijo de una persona honrada, humilde y que ha logrado lo poco que tiene a punta de trabajo. Ver que de la noche a la mañana, uno como periodista tiene el poder de destruir a punta de calumnias, difamación e injurias sin verificación alguna, me llena de profunda tristeza.
Yo no sé don Greivin si a usted se le olvidó que un reportaje de ese calibre debe ser balanceado y debe estar libre de prejuicios y juicios subjetivos respecto a las situaciones que discute. Máxime si se tratan de denuncias que apenas están siendo investigadas por la Fiscalía y que también ya fueron resuelto a lo interno. Yo no sé por qué no entrevistó a personas con otro punto de vista dentro del TEC, que créame hay muchas. Yo no sé por qué ni siquiera le dio oportunidad a quienes usted mencionó en sus reportajes. Yo no sé quién les dijo a ustedes que un micrófono les da el poder de condenar. Yo no sé por qué se esconden bajo el término de “investigación” cuando es evidente que se trata de amarillismo en su punto máximo.
Es cierto que la responsabilidad de un periodista es denunciar casos en los que se afecte al interés público. Y si en el TEC se ha hecho, pues está excelente que lo denuncien. Pero ¿cuánto de eso verificó usted? En sus reportajes solo se nota una clara tendencia hacia el desprestigio de la institución y sus funcionarios. Ustedes no verificaron nada, solo repitieron denuncias anónimas que aún están por resolverse. Además, “denuncian” lineamientos internos como ilegales cuando de sobra se puede verificar que descansan sobre las bases de la legalidad. Pero bueno, tampoco creo que su intención haya sido dañar al TEC y a esas personas, quiero creer que lo guió el instinto periodístico, sin embargo, creo que el error fue no ir más allá de la denuncia interpuesta, no pedir explicaciones a los involucrados y solo irse de un lado de la historia. ¿Parcialización porque la mentira es lo que vende? Por supuesto.
Tal vez usted esté pensando que estoy hablando como el hijo de un señor afectado en los reportajes. Y sí, soy honesto, soy humano y ese sentimiento de defender lo que es mío me mueve profundamente. Pero la verdad, el fin último no es ese porque sé quién es mi papá, sé lo que ha hecho y lo que no ha hecho y sé que lo que tiene es porque se lo ha ganado trabajando. Así que por ese lado no temo ni un segundo lo que pueda pasar. Este correo es por otra cosa.
Para terminar, el único motivo con el que escribí este mensaje es para expresarle que esto fue una pérdida para el periodismo nacional. Que es un mal ejemplo para nosotros los periodistas jóvenes pero que voy a tomar como un incentivo para NO ser así. Aprenderé de usted como lo he hecho en otras ocasiones con sus trabajos periodísticos. Sin embargo, esta vez sabré lo que NO debo hacer como periodista para así sentirme orgulloso siempre de mi trabajo. Para no cargar en la conciencia el haber dañado reputaciones de personas honradas, honestas y trabajadoras sin ni siquiera darles el derecho de defenderse. Le agradezco Greivin Moya, porque esta es una lección para el periodismo costarricense.
Queden en el silencio los mentirosos que hablan con burla y desprecio y ofenden al hombre honrado.” Salmo 31

Columnista huésped | 4 de Junio 2010

Punlicado originalmente: http://www.tribunademocratica.com

Autor : Edward C.G ~ Gracias por tomar el tiempo de leer este Weblog

Artículo Carta al periodista Greivin Moya, Telenoticias, Canal 7 Publicado Por Edward C.G el día 4/6/10. Espero este artículo fuese de su agrado y me de el honor de leer su opinión mediante sus comentarios 0Comentarios al Post Carta al periodista Greivin Moya, Telenoticias, Canal 7
 

0 comentarios: